Health Information

Casi uno de cada cinco estadounidenses bebe al menos un refresco al día, según los CDC

Casi uno de cada cinco estadounidenses bebe al menos un refresco al día, según los CDC

De los 18 estados evaluados, Mississippi tuvo la tasa más alta, ya que el 32 por ciento de los adultos bebían un refresco cada día

JUEVES, 14 de agosto de 2014 (HealthDay News) -- Una nueva encuesta de adultos estadounidenses en 18 estados halla que el 17 por ciento beben al menos un refresco azucarado al día, y que las tasas varían mucho de un estado a otro.

Por ejemplo, mientras que el 12 por ciento de las personas del estado de Nueva York o de Hawái bebían uno o más refrescos regulares cada día, esa cifra llegaba al 30 y al 32 por ciento en Tennessee y Mississippi, respectivamente.

El informe, realizado por investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., también halló unos niveles altos de consumo de bebidas de frutas azucaradas, ya que casi el 12 por ciento de los adultos beben al menos una porción al día.

Todo esto empeora el aumento de ingesta calórica y las cinturas crecientes, señalan los expertos.

"Creo que la mayoría de personas siguen sin darse cuenta de la gran cantidad de azúcar que se encuentra en estas bebidas endulzadas con azúcar", planteó Dana Angelo White, dietista registrada y profesora clínica asistente de entrenamiento deportivo y medicina deportiva en la Universidad de Quinnipiac en Hamden, Connecticut.

"Con frecuencia hago una demostración, y les enseño a las personas físicamente el aspecto que tienen 10 a 20 cucharadas de azúcar... es muy potente", comentó. "También hay una desconexión con todas las desventajas que tiene toda esa azúcar: es mala para los dientes, el azúcar en sangre y las cinturas... y las calorías adicionales se acumulan con mucha rapidez".

El equipo de investigadores de los CDC, liderado por la Dra. Gayathri Kumar, del Centro Nacional de Prevención de las Enfermedades Crónicas y Fomento de la Salud de la agencia, se mostró de acuerdo.

"Los refrescos y bebidas de frutas regulares contienen azúcares añadidos, y son fuentes de calorías, pero tienen muy pocos nutrientes esenciales, si tienen alguno", escribieron en la edición del 15 de agosto de la revista de los CDC Morbidity and Mortality Weekly Report.

¿Pero dónde es más alto el consumo de refrescos y bebidas de fruta? Para averiguarlo, los investigadores observaron los datos de 2012 de una importante encuesta de salud del gobierno de EE. UU. Los datos se concentraron en más de 113,000 residentes adultos de 18 estados de todo EE. UU.

Además de precisar qué estados tenían las tasas más altas y más bajas de consumo de bebidas azucaradas, el estudio reveló otros patrones. El consumidor frecuente típico de refrescos y bebidas de frutas era un hombre negro o hispano más joven.

Alrededor de una de cada cuatro personas de 18 a 34 años de edad bebía uno o más refrescos al día, halló el estudio, en contraste con apenas el 10 por ciento de las personas a partir de los 55 años. Los hombres eran más propensos a beber refrescos a diario que las mujeres, con un 21 frente a un 13.5 por ciento, respectivamente.

Y mientras que el 21 por ciento de los negros y casi el 23 por ciento de los hispanos bebían un refresco o más al día, esa cifra se redujo a menos del 16 por ciento de los blancos, hallaron los investigadores.

Una mejor educación sobre el bajo contenido nutricional de los refrescos y las bebidas de frutas podría ayudar a cambiar esta situación, dijo el equipo de los CDC. Apuntaron a investigaciones anteriores que mostraron que los negros sabían menos sobre el contenido calórico del refresco promedio de 24 onzas (710 mililitros) de refresco que los blancos. (Un refresco de cola de ese tamaño tiene en promedio 300 calorías, según investigadores de la Universidad de Harvard).

Factores como la pobreza, los temas culturales y una falta de acceso a unas opciones más nutritivas de comida y bebida podrían tener que ver con las disparidades entre los estados en el consumo de refrescos y bebidas de fruta, añadieron los investigadores.

Otras expertas en nutrición tenían poco bueno que decir sobre las bebidas azucaradas.

"Uno de los principales males de los refrescos es que reemplaza a otras opciones más saludables", comentó Arlene Stein, dietista de respaldo en nutrición del Hospital de la Universidad de Winthrop en Mineola, Nueva York.

"Los líquidos con una densidad calórica alta, como los refrescos, no satisfacen el hambre", apuntó. "En lugar de ello, fomentan un aumento en la insulina, que resulta en hambre poco después del consumo".

Nina Eng es la jefa de dietética clínica del Hospital de Plainview en Plainview, Nueva York. Dijo que "la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA) recomienda que las mujeres no consuman más de seis cucharaditas de azúcar añadida al día [unas cien calorías], y que los hombres no consuman más de nueve cucharaditas [150 calorías] al día".

Según Eng, "una porción de doce onzas (355 mililitros) de refresco al día contiene ocho cucharaditas de azúcar, lo que supera las recomendaciones de la AHA para las mujeres en tan solo una bebida".

Más información

La Universidad de Yale ofrece más información sobre las bebidas azucaradas (http://www.sugarydrinkfacts.org/consumers.aspx ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Nina Eng, R.D., chief clinical dietitian, Plainview Hospital, Plainview, N.Y; Dana Angelo White, R.D., sports dietitian and assistant clinical professor, Quinnipiac University, Hamden, Conn.; Arlene Stein, R.D., nutrition support dietitian, Winthrop-University Hospital, Mineola, N.Y.; Aug. 15, 2014, Morbidity and Mortality Weekly Report