Health Information

La exposición a unos antibacterianos comunes podría afectar al crecimiento del feto, según un estudio

La exposición a unos antibacterianos comunes podría afectar al crecimiento del feto, según un estudio

El triclosán y el triclocarbán hallados en la orina de la madre y en la sangre del cordón umbilical podrían afectar a las hormonas

DOMINGO, 10 de agosto de 2014 (HealthDay News) -- Muchas mujeres embarazadas y sus hijos no nacidos se exponen a compuestos antibacterianos que podrían estar relacionados con problemas del desarrollo y reproductivos, sugiere un estudio reciente de tamaño reducido.

El antibacteriano triclosán apareció en la orina de todas las mujeres evaluadas en el estudio, y el triclocarbán, otro compuesto antibacteriano, apareció en más del 85 por ciento de las muestras de orina, informan los investigadores.

Hay algo potencialmente peor: el triclosán también apareció en más de la mitad de las muestras de sangre del cordón umbilical tomadas de las madres, lo que indica que la sustancia llega a algunos fetos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. está revisando la seguridad del triclosán después de estudios con animales que mostraron que la sustancia puede afectar la forma en que funcionan las hormonas.

Esa interferencia, conocida como alteración endocrinológica, puede en potencia afectar el desarrollo de un feto no nacido, señaló la coautora del estudio Laura Geer, profesora asistente de ciencias de la salud ambiental y ocupacional de la Facultad de Salud Pública de la SUNY Downstate.

"Esos compuestos tienen el potencial de alterar el sistema endocrino, y el feto es particularmente vulnerable a los cambios hormonales durante su desarrollo", advirtió Geer.

El triclosán y el triclocarbán se usan en más de 2,000 productos del consumidor de uso diario, como pastas de dientes, jabones, detergentes, alfombras, pinturas, suministros escolares y juguetes, anotaron los investigadores.

Importantes fabricantes como Avon, Proctor & Gamble y Johnson & Johnson han anunciado que eliminarán el triclosán de sus productos de forma paulatina. Minnesota se convirtió en el primer estado en prohibir el uso de antimicrobianos en ciertos productos, lo que entrará en vigencia en enero de 2017.

En este estudio, los investigadores tomaron muestras de orina y de sangre del cordón umbilical de 184 mujeres embarazadas en Brooklyn, Nueva York.

Hallaron niveles de triclosán y triclocarbán en casi todas las mujeres que evaluaron.

Los investigadores también hallaron otro agente antibacteriano, el butilparabeno, en la mayoría de las muestras de orina y de sangre del cordón umbilical.

Los resultados revelaron un vínculo entre el butilparabeno, que se usa de forma común en los cosméticos, y una menor estatura entre los recién nacidos, apuntó Geer. Si el hallazgo se confirma en estudios de mayor tamaño, podría significar que la exposición común a esos compuestos podría provocar cambios en el tamaño al nacer, sutiles pero a gran escala.

Los hallazgos se presentaron el domingo en la reunión anual de la Sociedad Americana de Química (American Chemical Society), en San Francisco. Las investigaciones presentadas en reuniones se consideran preliminares hasta que se publican en una revista médica revisada por profesionales.

Un grupo de la industria, el Personal Care Council, no respondió a una solicitud de comentario.

Los tres agentes antibacterianos tienen un beneficio dudoso, y podrían eliminarse fácilmente de los productos, aseguró Andrea Gore, vocera de la Sociedad Endocrina (Endocrine Society) y profesora de farmacología y toxicología de la Universidad de Texas, en Austin.

"La eficacia de estos productos respecto a su utilidad para la salud humana no se ha probado, pero las compañías las añaden a sus productos de cualquier forma", lamentó Gore. "Eliminar unas sustancias que no tienen un beneficio comprobado no plantea ningún inconveniente".

El impacto potencial de estas sustancias sobre los niños recién nacidos es particularmente preocupante, planteó Gore.

"Durante el desarrollo temprano, unas cantidades muy pequeñas de hormonas podrían tener unos efectos muy grandes sobre el proceso del desarrollo", advirtió. "Sabemos que el desarrollo es un periodo muy vulnerable para la exposición a las hormonas naturales. Sabemos que las hormonas del feto y del bebé son realmente importantes para el desarrollo neurobiológico".

Más información

Para más información sobre los antibacterianos, visite la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (http://www.fda.gov/forconsumers/consumerupdates/ucm205999.htm )

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Laura Geer, Ph.D., assistant professor, environmental and occupational health sciences, State University of New York (SUNY) Downstate School of Public Health, Brooklyn, N.Y.; Andrea Gore, Ph.D., spokeswoman, The Endocrine Society, and professor, pharmacology and toxicology, University of Texas at Austin; Aug. 10, 2014, presentation, American Chemical Society annual meeting, San Francisco