Health Information

Se apunta a los golpes frontales en la cabeza como los responsables de casi la mitad de las conmociones cerebrales de los jugadores de fútbol americano jóvenes

Se apunta a los golpes frontales en la cabeza como los responsables de casi la mitad de las conmociones cerebrales de los jugadores de fútbol americano jóvenes

Los informes de lesiones en la escuela secundaria respaldan que se realicen esfuerzos para reforzar la seguridad de los placajes

LUNES, 11 de agosto de 2014 (HealthDay News) -- Los jugadores de fútbol americano tienen más probabilidades de perder la consciencia al sufrir una conmoción si reciben un golpe en la parte superior de la cabeza en comparación con los lados, la parte trasera o la delantera, según un nuevo estudio.

Y casi la mitad de las conmociones sufridas por jugadores de secundaria se producen a partir de colisiones entre jugadores en la parte frontal de la cabeza, descubrieron los investigadores.

Los hallazgos respaldan las movilizaciones cada vez más numerosas a favor de que los placajes sean más seguros. Los jugadores de fútbol americano son más propensos a sufrir un golpe en la parte superior de la cabeza si realizan un placaje con la cabeza agachada, según el estudio.

"Algo tan sencillo como levantar la cabeza cuando se hace un placaje podría evitar lesiones fatales y catastróficas", dijo el autor principal del estudio, Zachary Kerr, director del Programa de Vigilancia de las Lesiones de la NCAA del Centro Datalys de Investigación y Prevención de Lesiones Deportivas, en Indianápolis.

Los expertos están prestando más atención a las conmociones que se producen en todos los niveles en el fútbol americano debido a un aumento de la concienciación sobre los riesgos de sufrir lesiones cerebrales permanentes.

Las conmociones a menudo se producen en deportes de contacto como el fútbol americano, en el que es probable que se produzcan golpes en la cabeza. Pueden provocar dolores de cabeza, mareos, pérdida de consciencia y otros síntomas.

En el nuevo estudio, publicado en línea el 11 de agosto en la revista Pediatrics, los investigadores revisaron más de 2,500 informes sobre conmociones relacionadas con el fútbol americano de secundaria en los Estados Unidos durante los años 2008-2009 y 2012-2013. Todas las conmociones resultaron de colisiones entre jugadores: casi un 60 por ciento durante los partidos y el resto en los entrenamientos.

El 45 por ciento de las conmociones se produjeron a partir de lesiones en la parte frontal de la cabeza. El resto de casos que se reportaron se explicaron a partir de impactos en un lado de la cabeza (el 22 por ciento), en la parte trasera de la cabeza (el 6 por ciento) y en la parte superior de la cabeza (el 6 por ciento).

Los investigadores hallaron que el lugar del impacto no afectó a los síntomas o al pronóstico de los jugadores. En general, tenían probabilidades de sufrir dolores de cabeza (el 93 por ciento), mareos e inestabilidad (el 76 por ciento), dificultades para concentrarse (el 61 por ciento) y confusión y desorientación (el 52 por ciento).

Sin embargo, los deportistas que recibieron golpes en la parte superior de la cabeza tenían más probabilidades de quedar inconscientes (el 8 por ciento) que los que fueron golpeados en cualquier otro lugar de la cabeza (el 3.5 por ciento de ellos perdieron la consciencia).

Kerr afirmó que está claro que las lesiones a partir de impactos en la parte de arriba de la cabeza normalmente son más graves que las demás.

La pérdida de consciencia aumenta el riesgo de que la recuperación lleve más tiempo, dijo Steven Broglio, director del Laboratorio de Investigación NeuroSport de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor.

Aproximadamente el 90 por ciento de los deportistas se recuperarán de las conmociones en aproximadamente dos semanas si se les trata adecuadamente, señaló. Pero la pérdida de conciencia aumenta en gran medida la probabilidad de que estos deportistas estén entre el 2 y el 3 por ciento de los que tienen síntomas que persisten durante más de 6 semanas.

"Los jugadores deberían siempre mirar a lo que están golpeando y evitar usar su cabeza como el punto inicial de contacto con su adversario", dijo Broglio. "Además del aumento en el riesgo de conmoción, realizar placajes con la cabeza mirando hacia abajo y golpear con la parte superior del casco son un modo de provocar una fractura de cuello".

Kerr se mostró de acuerdo. "Debemos continuar enseñando a los deportistas a que realicen placajes de forma adecuada con la cabeza levantada y enseñarles a que sean conscientes de lo que son las conmociones y a que se coloquen adecuadamente los cascos", señaló.

"Hay cascos de distintos tamaños. No se trata simplemente de que 'hay una talla que le queda bien a todos'", dijo Kerr. "Los entrenadores, los padres y los jugadores deberían saber cómo medir adecuadamente los cascos, ajustarlos cuando sea necesario y hacer comprobaciones y un mantenimiento del equipamiento".

Más información

Para más información sobre las conmociones, visite los CDC (http://www.cdc.gov/concussion/ ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Zachary Kerr, Ph.D., MPH, director, NCAA Injury Surveillance Program, Datalys Center for Sports Injury Research and Prevention, Indianapolis, Ind.; Steven P. Broglio, Ph.D., director, NeuroSport Research Laboratory, University of Michigan, Ann Arbor; September 2014, Pediatrics