Health Information

Pasar demasiado tiempo sentado tras los 60 podría conducir a la discapacidad, advierte un estudio

  • Homect_img
  • Health Information
Pasar demasiado tiempo sentado tras los 60 podría conducir a la discapacidad, advierte un estudio

Por cada hora adicional de sedentarismo al día, los investigadores hallaron un aumento del 50 por ciento en el riesgo

MIÉRCOLES, 19 de febrero de 2014 (HealthDay News) -- Pasar demasiado tiempo sentado se ha vinculado con un mayor riesgo de problemas de salud como la insuficiencia cardiaca y una muerte más temprana. Ahora, un nuevo estudio halla que los adultos mayores que pasan demasiado tiempo sentados son más propensos a estar discapacitados, independientemente de sus hábitos de ejercicio.

"La conducta sedentaria es en sí un riesgo separado [de discapacidad]", señaló la investigadora del estudio, Dorothy Dunlop, profesora de medicina de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern. Evaluó los hábitos de ejercicio de más de 2,000 hombres y mujeres a partir de los 60 años de edad, y su capacidad de realizar las actividades cotidianas normales.

"Independientemente de cuánto tiempo pasaban en actividad física moderada, mientras más tiempo pasaban siendo sedentarios, más probable era que estuvieran discapacitados", señaló Dunlop.

Pero otra experta se pregunta si la relación podría ocurrir en la dirección opuesta: que las personas más discapacitadas sean más sedentarias debido a su incapacidad para hacer ejercicio.

El estudio fue respaldado en parte por el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas de EE. UU. Aparece en la edición en línea del 19 de febrero de la revista Journal of Physical Activity & Health.

Dunlop y sus colaboradores evaluaron las respuestas dadas a la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición de EE. UU. Los hombres y las mujeres que respondieron a la encuesta usaron acelerómetros para medir su actividad en al menos cuatro días distintos entre 2002 y 2005.

Pocos cumplían con las directrices de hacer una actividad moderada durante 2.5 horas por semana, apuntó Dunlop. Apenas aproximadamente un 6 por ciento cumplían con esa meta, y el 94 por ciento restante no, halló el estudio.

En promedio, los hombres y las mujeres pasaban nueve horas al día siendo sedentarios durante la vigilia. Alrededor del 4 por ciento reportaron estar discapacitados. La discapacidad se definió como tener muchas dificultades (o incapacidad) de realizar las actividades de la vida cotidiana, como salir de la cama, vestirse y caminar.

Por cada hora adicional de sedentarismo, las probabilidades de discapacidad aumentaron en alrededor de un 50 por ciento, señaló Dunlop. Por ejemplo, una mujer de 65 años que era sedentaria 13 horas al día tenía un 50 por ciento más de probabilidades de estar discapacitada que una mujer que era sedentaria 12 horas, explicó.

¿Qué pasa con estar sentado? Dunlop no lo puede afirmar con certeza, pero los expertos creen que estar sentados durante periodos extendidos hace que los músculos quemen menos grasa y que la sangre circule con más torpeza. Los músculos inactivos y un flujo sanguíneo lento pueden contribuir a la hipertensión, a la enfermedad cardiaca, a unos tobillos hinchados y a la diabetes.

El estudio de Dunlop halló un vínculo, no una relación causal.

En realidad, la conexión podría ir en la dirección contraria, apuntó Andrea LaCroix, profesora de epidemiología en medicina familiar y preventiva, y directora del Centro de Excelencia en la Salud de las Mujeres de la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en San Diego. Hace poco halló un vínculo en su propio estudio entre unos mayores niveles de tiempo de sedentarismo y un mayor riesgo de muerte en las mujeres mayores.

Pero en el nuevo estudio, la discapacidad podría estar provocando la inactividad, apuntó. "Mientras más discapacitadas están las personas, más sedentarias son, porque no pueden hacer ejercicio", planteó LaCroix.

Anotó que una de las limitaciones del estudio es que observa solo una instantánea en el tiempo, cuatro días de seguimiento durante unos años. Un método mejor sería dar seguimiento a las personas con el tiempo y ver si ser sedentario conduce a la discapacidad, señaló LaCroix, quien también es afiliada de investigación del Centro de Investigación en Cáncer Fred Hutchinson, en Seattle.

Dunlop enfatizó que la moraleja del estudio es que los adultos mayores deben reducir sus conductas sedentarias, independientemente de cuánto ejercicio hagan. Así que sigue animando a hacer ejercicio. Pero si eso resulta difícil, reducir el tiempo que se pasa sentado es otra meta.

¿Cómo se logra esto? Póngase de pie para hablar por teléfono, sugirió. Aparque en un lugar alejado en el centro comercial o el supermercado cuando vaya de compras. En el trabajo o en casa, camine un poco cuando se levanta para tomar café o agua, aconsejó. Cuando vaya a hacer recados cerca, camine en lugar de llevarse el coche. Si puede, suba por las escaleras, en lugar del elevador. Puede usar un podómetro para rastrear su actividad.

Más información

Para más información sobre cómo hacer ejercicio con seguridad, visite el Instituto Nacional del Envejecimiento de EE. UU. (http://www.nia.nih.gov/espanol )

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Dorothy Dunlop, Ph.D., professor of medicine, Northwestern University Feinberg School of Medicine, Chicago; Andrea LaCroix, Ph.D., professor of epidemiology in family and preventive medicine, and director, Women's Health Center of Excellence, University of California, San Diego School of Medicine, and affiliate investigator, Fred Hutchinson Cancer Research Center, Seattle; Feb. 19, 2014, Journal of Physical Activity & Health, online